Comprar bolsas de plástico personalizadas

7 noviembre, 2017
Comprar bolsas de plástico personalizadas

Está claro que para muchos el precio de comprar unas bolsas de plástico personalizadas puede parecer una decisión de poco calado, de esas que se toman sin mucho pensarlo. Lo cierto es que las bolsas suelen ser representativas de la imagen que una determinada empresa desea transmitir a su clientela.

Por ejemplo, si vemos una bolsa de color negro con el nombre de la empresa en una tipografía en cursiva y de color dorado, todos coincidiremos en que se relacionará con el sector del lujo o la exclusividad. Podríamos decir lo mismo con las bolsas de plástico personalizadas en color blanco, que se vinculan desde el principio con sectores como el de la alimentación o el verde con el de las tiendas de frutas y verduras.

Por todo esto, comprar unas bolsas de plástico personalizadas es una decisión bastante importante que necesita de seleccionar la clase de bolsa más conveniente para cada negocio y también de decidir cuál será el diseño de la bolsa.

Existen empresas que se toman muy en serio su trabajo. Esta fábrica de bolsas lleva ya muchos años poniendo a disposición de sus clientes su gran experiencia y un servicio de carácter integral, donde tienen expertos en marketing promocional que estudian cuál es la mejor opción para tu negocio acompañándote en el proceso de decisión y compra.

En cuanto elijas la bolsa de plástico que más relación tenga con tu actividad, solo tienes que esperar a que las realicen. Este tipo de empresas, suelen trabajar con maquinaria de alta tecnología para lograr buenos acabados en las bolsas, algo que tienes que exigir, puesto que una bolsa de mala calidad o que tenga una dudosa impresión es una mala impresión.

¿Qué son mejores las bolsas de plástico o las de papel?

Plasticos Alhambra es una empresa de gran trayectoria, para nada una recién llegada, que tiene en las bolsas de plástico su principal actividad, pero que, como el resto de fábricas, ven como muchas veces los clientes cuando quieren hacer un pedido para sus negocios o empresas, suelen dudar entre si es mejor apostar por las bolsas de plástico o las de papel.

La verdad es que no existe una respuesta universal, ya que cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. La principal diferencia existente entre ambas es el precio. Las bolsas de plástico suelen tener un coste de producción que ronda sobre los 10 céntimos de euro y las de papel sobre los 6 céntimos de euro. Esto hace que las de papel sean más baratas considerablemente.

Si hablamos del cuidado del medioambiente, algo que está tan de moda en los últimos años y que es casi una obligación tener en cuenta a la vista del cambio climático y de la concienciación a nivel mundial sobre el tema.

Una bolsa de plástico necesita de un 90% menos de energía por hora para producirla si lo comparamos con las bolsas de papel. Aunque también hay que tener en cuenta que las bolsas de papel se descomponen bastante más rápido que las de plástico. En la naturaleza en 6 meses una bolsa de papel puede haber desaparecido. El plástico, por el contrario, puede incluso tardar siglos en descomponerse.

Al final el dueño del negocio es el que tiene la última palabra, decidiendo sobre qué es lo más conveniente para su empresa. En este sentido, cada vez los tiempos avanzan más y los propios empresarios comienzan a darle una importancia mayor a este tipo de cosas, especialmente en las empresas grandes. Aunque las PyMES todavía en general no se mueven tanto en ese tema, si que son conscientes de lo importante que es tener una marca y personalidad en sus bolsas, lo que hace que el cliente nada más ver la bolsa casi pueda saber de que, negocio se trata.

Algunas bolsas, incluso valen para ser casi un emblema de las firmas, por ejemplo, las clásicas de El Corte Inglés, las de los Hipermercados Sánchez Romero, etc.

Esperamos que después de todo este artículo sobre las bolsas te haya quedado claro que pueden ser un elemento importante para la venta y conviene utilizar todas las armas que tengamos para el objetivo principal, satisfacer las necesidades del cliente y que se produzca la venta.