¿Cómo detectar una buena agencia inmobiliaria?

7 noviembre, 2017
¿Cómo detectar una buena agencia inmobiliaria?

El mercado inmobiliario vuelve a brillar y ante tal brote de inmobiliarias, lo más recomendable es optar por profesionales como inmobiliarias-madrid, que tienen una dilatada experiencia y que han sabido capear incluso los momentos más duros del mercado inmobiliario con la crisis con gran habilidad y un gran servicio al cliente.

Volviendo al título, ¿cómo podemos dar con una buena agencia inmobiliaria? Vamos con unos consejos, donde os voy a decir de qué manera debe trabajar una inmobiliaria. Si la inmobiliaria que eliges no sigue estos pasos, se debe encender la alarma y tendremos que vigilar que nuestra vivienda o solicitud de compra se esté atendiendo de la mejor manera.

Las inmobiliarias de verdad saben atender

Enseguida ves que te cogen el teléfono a la primera, responden rápido los correos, tienen amabilidad y si quieres visitar el piso nuevamente todo son facilidades. Las buenas inmobiliarias que se precian de serlo, entienden que los compradores y vendedores son actualmente los que mandan en el negocio, debiendo tratarles bien y por eso te darán la respuesta inmediata que necesitas.

Las inmobiliarias buenas cuidan su cartera de clientes

Una agencia que merezca la pena tienes que saber que se va a esforzar en dar el mayor rendimiento. Ellos pueden encontrar un piso que realmente pueda venderse bien entre toda la oferta. En la publicidad deberá ofertar sus servicios a los propietarios de la vivienda, con la defensa de su profesionalidad, solvencia y experiencia.

Hablamos de una agencia que no acepta el encargo de poder vender un piso a cualquiera, esforzándose por dar con los mejores. Estamos ante una buena señal para el comprador, pues es garantía de que aquí se pueden encontrar los mejores precios del mercado.

El propietario recibirá un trato exquisito, pero bastante claro, donde se explica el proceso de venta, los pasos que se van a seguir y el establecimiento del precio. En el caso de que tenga que bajar, ellos te tienen que explicar cuanto y por qué motivo.

Vas a tener una relación estrecha con ellos, manteniéndote al día de cualquier clase de oferta que pueda presentarse y se reunirán con frecuencia. No debes olvidar que van a detallar el plan que tengan de acción para vender la casa, la publicidad que realizarán y la audiencia potencial de los medios en los que se anunciarán. Todo esto es muestra de que ellos se implican como el propio cliente en la intención de la venta de la casa, en definitiva, lo que el cliente quiere.

Las agencias de calidad están también en Internet

Esto suele verse rápido. Suelen ofertar sus servicios y enseñan la cartera al público realmente adecuado. Muchas de las mejores inmobiliarias dicen que el 90% de las transacciones comienza hoy en Internet.

Una buena agencia tiene la capacidad de reciclarse

Suelen estar actualizándose cada poco, por lo que van a formaciones. El saber cómo funciona Internet y cómo usarlo para fines de venta es alfo que las distingue.

Además de esto, también conocen lo que es un emailing y para qué sirve. Ellas saben que un anuncio destacado en un listado se puede vender antes y ellos te explican cómo puede hacerse. El saber cómo hacer buenas fotos y presentar el inmueble para que así no pase desapercibido. No debemos olvidar que además tienen que tener los datos debidamente actualizados y con unos precios adecuados al mercado para saber los precios a los que se están comercializando realmente las viviendas.

La agencia de calidad está debidamente acreditada

Si es una empresa seria, seguro que está inscrita en colegios oficiales, registros, asociaciones del gremio, etc. En definitiva, documentan sus credenciales, antigüedad y sus referencias.

Una agencia que merezca la pena, en muchas ocasiones se encargará de tramitar tu hipoteca

Aunque no todas las buenas funcionan así, cada vez vemos más de este tipo. La hipoteca a veces es más complicada de cerrar que la propia venta, por lo que están preparados. La forma en la que lo facilitan, es porque tienen sus bancos de confianza y acuerdos que cierran con oficinas o sucursales. Lo que hacen es ahorrarte el periplo angustioso de ir de banco en banco.

Después de todos estos puntos, seguro que estás listo para detectar una buena agencia de la que no lo es ¿no? Mucha suerte en la búsqueda.