Formación continua, imprescindible en el mundo de hoy

4 septiembre, 2017
Formación continua, imprescindible en el mundo de hoy

Competir en el mercado actual implica mantener un nivel de formación adecuado entre todo el personal que compone al organización. El objetivo de la misma, a parte de una ventaja en términos económicos, se dirige a la optimización de los recursos, a la eficiencia energética y también a conseguir unas mejoras en las relaciones socio-laborales.

Por otro lado, la formación, aumenta las posibilidades de aprender y de crecer en la empresa, de encontrar un buen trabajo y en definitiva, de mejorar a todos los niveles.

Las empresas buscan hoy la formación de sus trabajadores y trabajadoras cuando así lo exigen las necesidades concretas de la empresa en cuestión, en base a aumentar los conocimientos previos de l@s mism@s. Normalmente, este tipo de formación recibe subvenciones de la Seguridad Social, y se conoce con el nombre de formación bonificada para trabajadores/as.

Existe otro tipo de formación se dirige tanto a trabajadores/as en activo como a personas desempleadas con vistas a su capacitación y futura inserción laboral. En el caso de los trabajadores y trabajadoras, lo que se persigue es la posibilidad de promoción, el crecimiento profesional y personal o la competitividad.

Por último tenemos otra modalidad formativa que busca la mejora de las capacitaciones profesionales y puede estar asociada a la obtención de un certificado de profesionalidad o no.

El equipo de Recursos Humanos será el encargado de averiguar las necesidades de formación en el interior de la empresa, valorar los diferentes perfiles profesionales y motivar al personal. Y así, Facthum, Evaluación de necesidades formativas, diseña y evalúa los planes de formación, implantando acciones formativas y ofreciendo soluciones formativas sobre el canal más adecuado para sus clientes, pudiendo ser: Intervenciones Presenciales, E-learning y Blended-Learning. El diseño e implantación de formación a través de canales tecnológicos se realiza a través de dos equipos especializados que se construyen para cada proyecto. El equipo de implantación integra consultores de su División de Formación y de su División de Tecnología, coordinados por un jefe de proyecto que lidera la intervención desde la perspectiva pedagógica.

No te quedes atrás, alcanza tus metas y triunfa en el mundo empresarial

Alcanzar tus metas, triunfar en el mundo empresarial, lograr el éxito profesional y persona, solo puede alcanzarse con una buena formación, inicial y continua, y que además será un factor determinante que marcará la diferencia entre una empresa buena y una de calidad, entendida esta última como calidad total, un sistema de gestión que hace del empleado o empleada, una pieza fundamental de la organización, capaz de auto-gestionarse y de tomar decisiones, minimizando la necesidad de jerarquías y siempre desde la motivación, y esto solo es posible si se cuenta con unos trabajadores y trabajadoras bien formad@s.

Para saber cuándo nos encontramos ante una situación de necesidad de formación debemos calcular la diferencia entre los conocimientos, habilidades y competencias exigidas para el desempeño correcto de la actividad empresarial, y las que realmente posee el personal que trabaja en la organización.

Las necesidades de formación surgen a partir de una necesidad dentro de la empresa o causa interna, o bien por causas ajenas a la misma, o causa externa. Estas últimas pueden ser motivadas por los siguientes factores:

1.                  Modificación de la legislación

2.                  Cambios en los hábitos de consumo del cliente objetivo

3.                  Nuevas tecnologías

4.                  Gestión logística

5.                  Prevención de riesgos laborales

6.                  Organización de recursos humanos