Ninguna empresa sobrevive sin apoyo logístico

30 mayo, 2018
Ninguna empresa sobrevive sin apoyo logístico

La logística integral es el conjunto de procedimientos y procesos que una empresa lleva a cabo para hacer llegar su producto o servicio al consumidor final. Así lo define la Wikipedia. Por lo tanto, tenemos 3 elementos clave en el proceso logístico:

  1. El transporte
  2. La distribución
  3. El almacenaje

El proceso logístico empieza en el momento de la compra de la materia prima, y a continuación, la mercancía se transporta, hasta llegar al punto de recepción, donde se almacena, se documenta, y se somete a un proceso de transformación, para fabricar nuevos productos a partir de ella. Finalmente, se vende y se distribuye, para volver a empezar.

En las fases del proceso logístico intervienen los siguientes departamentos:

  1. Compras
  2. Recepción
  3. Almacenaje
  4. Inventarios/registro
  5. Elaboración/fabricación
  6. Distribución

En una sociedad tecnológica, cambiante, en un mundo globalizado, el apoyo logístico constituye un valor añadido, ya que permite la disponibilidad permanente del producto, el cumplimiento de los plazos y las opciones de personalización el pedido. Este sería el éxito de empresas como Amazon e Inditex.

En España, tenemos a HiService en Valencia, que ofrece las mejores soluciones a fin de facilitar el proceso logístico, que como decimos, engloba varias actividades. HiService es una empresa de paquetería y mensajería urgente con servicio de transporte nacional e internacional, mensajería, envíos en el mismo día, mudanzas, almacenaje, embalaje y packaging. Es que sin un buen apoyo logístico, tu negocio, amig@, está perdido.

El marketing logístico, un nuevo concepto qua aúna dos actividades complementarias

El marketing logístico es un sistema que presta atención a tres áreas fundamentales: el cliente, la distribución y el valor de producto, y las comunica y conecta el marketing y la logística en una sola actividad. Porque en un mercado global, se exige una respuesta más rápida, y por lo tanto, el marketing y la logística han de fundirse en una estrategia común.

¿Sabías que etimológicamente, logística, significa calcular?, Pues sí, y viene  del término griego logistikos, y de ahí, derivo en la palabra latina latín “logista”, en relación a la organización del ejército. Con el tiempo, el término, también se aplicó a la industria, dada la relación existente entre ambas actividades, entre la organización del ejército y la organización empresarial.

Una buena estrategia de marketing, implica un total conocimiento de las fortalezas y debilidades de la empresa en cuestión,  así como de su posición dentro del mercado, tomando en cuenta a sus competidores actuales y potenciales. Solo de esta forma, estará en condiciones de ofrecer algo especial al cliente, diferenciarse y posicionarse frente a la competencia.

El marketing siempre está detrás del éxito empresarial, pero no va solo, lo acompaña su gran aliada, la logística. Es por esto, que, a día de hoy, existen empresas como Stock Alpha, que combina ambos servicios, prestando su colaboración a los emprendedores, siendo sus operadores logísticos y proporcionándoles el soporte y el impulso necesario para llegar a buen término en sus objetivos. Su meta es suministrar el apoyo logístico y TIC indispensables para la gestión de un negocio con los mínimos costes.

Inditex y Amazon, dos ejemplos de marketing logístico

  1. Amazon. Aquí es posible comprar cualquier cosa y tenerlo en casa rápidamente. Para los clientes Premium hay infinidad de ventajas, ofertas y un servicio de entrega en 24 horas y sin gastos de envío. Además ofrecen la posibilidad de testear sus productos más novedosos y comentar, después en la web, sus impresiones. Información, pues, muy útil para el consumidor y que constituye su principal valor añadido.
  2. La industria minorista Inditex ha revolucionado el mercado con un nuevo concepto, el fast fashion que consiste en la venta de colecciones de tendencia de rápida elaboración y a bajo coste, que se reduce siempre al mínimo y de esta forma pueden ofrecer a sus clientes unos precios muy bajos, accesibles a la mayoría y sin apenas competencia. La variedad y la rapidez con que van cambiando sus colecciones favorecen aún más el aumento de las ventas y es lo que aporta a esta empresa valor diferencial.

Vemos, pues, que marketing y logística, no son dos cosas separadas e independientes, sino, dos caras de la misma moneda.