Terminales de Punto de Venta

Terminales de Punto de Venta

¿Conocéis las TPV (Terminal Punto de Venta)? Hoy en día casi todos los establecimientos franquiciados hosteleros cuentan con ellas en sus restaurantes y bares. El Grupo Restalia, por ejemplo, los usa en todos sus comercios porque son cómodos y funcionales, sin embargo no todo el mundo conoce sus ventajas.

Los TPV ofrecen los servicios de cualquier caja registradora tradicional y, además, soluciones de facturación, registro de productos e incluso pueden llevar instalado un software de gestión que te permite controlar todos los pormenores de un negocio desde el mismo terminal.

Para quien no las conozca les diré que son pequeños ordenadores que cuentan con pantallas, normalmente táctiles, donde se incluyen los productos que tiene en venta el establecimiento con sus respectivos precios de modo que el empleado sólo tiene que clicar en dicho producto para incluirlo en la cuenta del cliente. Además, al finalizar la gestión, la propia TPV te ofrece la posibilidad de sacar factura, la cual podemos aceptar o rechazar dependiendo de las necesidades del cliente y de si le es suficiente con el ticket de compra.

Yo siempre las recomiendo porque me han demostrado, repetidas veces, que la inversión en su compra merece la pena en casi cualquier negocio. TPVData cuenta con uno de los catálogos más amplios y, además, ofrece un servicio integral al contar también con productos como software, impresoras, lectores de tarjeta, monitores y demás recambios.

Lógicamente, al comprar este tipo de herramienta, necesitamos contar con un mantenimiento informático que vigile el correcto funcionamiento de la instalación. A priori puede parecer un gasto de más que no queremos asumir pero si tenemos en cuenta que, por regla general, los negocios y comercios de hoy en día casi siempre cuentan con ordenadores aparte de los TPV, al final sale rentable contar con alguien que comprueba el sistema cada cierto tiempo. Personalmente os recomiendo Fontventa, ya que a mí me ha dado siempre muy buenos resultados.

La inversión merece la pena

Según algunos estudios en el mundo de la hostelería, contar con TPV´s y un sistema informático adecuado, puede mejorar notablemente la eficiencia de los trabajadores ya que facilitan la labor hasta en un 40%, y yo lo he comprobado.

Hace apenas tres o cuatro años aún contábamos con las típicas cajas registradoras tradicionales por lo que la atención al cliente se hacía más lenta. Había un día a la semana, los domingos, donde sacábamos una oferta realmente económica para comer o cenar en nuestros establecimientos y el tiempo medio de espera en la cola era de unos 40 minutos, por lo que perdíamos muchos clientes. Actualmente, con la TPV y el sistema informático, el tiempo de cola se ha reducido a 25 minutos que, aunque sigue siendo importante, se nota muchísimo en el número de ventas.

Por otro lado, hace cuatro años, debíamos dedicar al menos dos trabajadores todos los meses para que, al final de los mismos, realizaran una revisión del inventario. Hoy en día eso ya no es necesario pues, con la TPV, podemos controlar todo el stock.

Obviamente es sólo una opción, como muchas otras, pero en mi caso la inversión ha merecido la pena.