Confianza entre empleados y responsables, una cuestión necesaria en la labor logística

8 julio, 2020
Confianza entre empleados y responsables, una cuestión necesaria en la labor logística

Para que una empresa funcione desde el punto de vista de sus recursos humanos, hay que tener bien en cuenta el trato y la relación que hay entre los empleados y el personal que se encuentra por encima de ellos. Esa relación es básica, lo hemos comentado bastantes veces en esta web, y es evidente que si la relación no es lo buena que debería, existen problemas de gravedad que pueden ejercer una influencia muy negativa sobre la productividad y la eficiencia que presentan los trabajadores, que a menudo se desmotivan si ven que no existe esa confianza y que su responsable no muestra ni la más mínima intención de implementarla.

Sin embargo, hay un tercer factor que debemos tener en cuenta y que jamás se nos puede olvidar. Hablamos del material del trabajo, de los equipos con los que desempeñamos nuestra actividad de manera habitual. Si esos equipos reúnen las características necesarias y su seguridad está más que probada, esa eficacia, esa motivación y esa confianza crecen de una manera realmente importante. Sin embargo, si no existe esa seguridad, la relación se termina de resquebrajar por completo, con todas las consecuencias nefastas que eso trae consigo.

Lo que venimos comentando es algo que bien puede valer para una gran cantidad de sectores y actividades. En los párrafos que siguen, os vamos a trasladar la importancia que tiene esa relación y esa seguridad en un empleo relacionado con la logística y el almacenaje, que presenta una serie de riesgos que no se pueden obviar y para los que hay que estar sobradamente preparados. Desde luego, apostar por la seguridad en un entorno como este es lo mínimo que se puede hacer para tratar de conseguir que se implemente esa seguridad y la mejoría de esa relación de la que venimos hablando.

Una gráfica que fue publicada por el portal web Statista informaba del número de personas que trabajan en el sector de la logística en un país como lo es el nuestro. En total, son más de 700.000 las personas que se encuentran en este punto, algo que, desde luego, hace que este sea uno de los empleos que más potentes resultan en el conjunto de nuestra economía. Y es que no es para menos. Con el boom del comercio electrónico, es evidente que en los almacenes españoles han hecho falta más manos. Y eso, desde luego, hace necesario que haya más confianza entre empleados y empleadores.

Otra noticia, en este caso publicada en la página web de Transporte Profesional en febrero del año pasado, indicaba también que el empleo en el sector logístico en España estaba creciendo. Y lo hacía diciendo que, durante el año anterior, el 54’1% de las empresas que se dedicaban a estas labores había incrementado sus plantillas, algo que pone de manifiesto la tremenda importancia que tiene ahora la logística y el enorme volumen de trabajo que existe ahora mismo en su seno, principalmente a causa de lo que os hemos comentado, el boom del comercio electrónico.

Teniendo en cuenta el volumen de empleados que existe a día de hoy en los almacenes españoles, se hace evidente que es necesario apostar por mejorar la confianza de los empleados en sus responsables. Y una de las mejores maneras de hacerlo es apostar por su seguridad. Los profesionales de una entidad como Cuerdas Valero nos han comentado que, en los últimos tiempos, muchas entidades relacionadas con la logística están adquiriendo pulpos y demás tipos de cordelería para garantizar la seguridad de los bultos que deben distribuir y, por ende, la seguridad de los empleados que los mueven. Esa es una buena noticia y estamos convencidos de que es la mejor manera de que, al menos en parte, los empleados de un almacén se sientan motivados y valorados.

Convertir esto en habitual es el objetivo

Está claro que excepciones siempre hay y que todavía quedan empresas que no han decidido implementar estas mejoras. La verdad es que es para hacérselo mirar. De hecho, creemos de una manera firme que las administraciones deberían hacer un seguimiento de este tipo de cuestiones y castigar a todas aquellas entidades y personas que no cumplan con estas medidas de seguridad que tantos beneficios dejan en las empresas logísticas de nuestro país y en las del resto del mundo. Esperemos que dentro de unos años así sea.

Estamos convencidos de que lograr esa confianza absoluta entre empleados y empleadores se puede conseguir. Hay mucha gente que no suele confiar en que esto se convierta en una realidad, pero lo cierto es que es una posibilidad por la que hay que pelear y que se puede llevar a efecto. Cada día nos quedan menos dudas al respecto y creemos firmemente que podemos hacerlo posible incluso con una cantidad no muy grande de recursos. Lo más importante es tener voluntad. Si ésta existe, una buena parte del camino está hecha.