El coronavirus no podrá con las tiendas de souvenirs

22 febrero, 2021
El coronavirus no podrá con las tiendas de souvenirs

Qué pena olvidar lo vivido. Afortunadamente hay muchas cosas en la vida para mantener viva la memoria. Recordar ese viaje donde conociste a tu gran amor, ese lugar donde se hizo más grande la familia o simplemente donde encontraste el sentido de la vida. Eso queda en nuestra memoria, pero también nos gusta sentirlo. Y fue por ese motivo por el cual nacieron los souvenirs. Todos tenemos cientos en casa.

Los más aficionados a traernos regalos y recuerdos eran nuestros padres. Con toda la ilusión nos compraban esa taza para tomar café donde ponía que había estado en esa ciudad y se había acordado de ti. Luego pasamos a las camisetas y de ahí a un sinfín de objetos. Y es que, aunque a muchos los suene a caspa, es la mejor manera de recordar a una persona. No hay nada más bonito que mirar al armario y darte cuenta de que todos esos artículos llegaron del corazón y del tiempo de una persona que pensó en ti. Y que nunca falte. Y qué podemos decir de esos coleccionistas de imanes de frigo. Sin duda la mejor forma de demostrar a todo el mundo que hemos viajado y que nos encanta. También es muy bonita la afición de coleccionar bolas de nieve.

Amoldados a los nuevos tiempos

Ni las nuevas tecnologías habían podido con ello. Ya que son muchas las empresas que con los nuevos tiempos se han sabido amoldar. Por ejemplo, Photo Original Gifts, ya que a través de su página web puedes comprobar como esto de los souvenirs está de moda. Un ejemplo, pues personalizar los USB, los famosos pinchos que tanto usamos. Es la mejor manera de reinventarse y de darnos cuenta de que esto es un negocio muy en auge. Ahora bien, como dijo Felipe II: “Yo los mandé a luchar contra hombres y no contra los elementos». Y eso es lo que ha ocurrido con el coronavirus, que es un elemento con el que las tienda de regalos y recuerdos no contaban.

Por eso, ahora que tanto se habla de las ayudas a los bares y restaurantes, hay que darse cuenta de que son muchos más los sectores que tienen que recibir una mano en estos momentos de zozobra. Sin ir muy lejos, las tiendas de souvenirs han lanzado en Málaga un SOS desesperado para clamar por la supervivencia del sector.

De momento, la asociación SOS Souvenirs está formada por empresarios de Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Toledo y Murcia, aunque su intención es llegar a todas las grandes ciudades de España. Para que el SOS se escuche en todo el país. Y es que tiendas de este tipo hay en toda España, por lo cual tienen que estar más unidos que nunca.

De brazos cruzados

Son ya muchos meses de brazos cruzados por el cierre de fronteras y la ausencia de turistas. ¿Qué se puede hacer ante esto? Pues protestar y exigir. Así el colectivo ha alzado la voz y ha comenzado a movilizarse para reclamar ayudas a las administraciones. Es el momento para hacerse oír y no pararán hasta lograr el reconocimiento que merecen. Hay que recordar que Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, afirmó que nadie se quedaría atrás.

Muchos quieren ver el final del túnel con la llegada de las vacunas, pero de momento nada de nada. Si no hay turismo, no hay turistas, si no hay turistas no tenemos ventas. Así de fácil. Hace unos días vi en las Noticias de Antena 3 a un gerente de establecimientos de souvenirs que dijo que llevaba nueve meses sin turismo, sin clientes y aunque han hecho algunos cambios, afirma: «Una persona no entra en una tienda de souvenirs de su ciudad, a veces me dan ganas de tirar la toalla y decir saliros de esto porque no vale». Hay muchas personas a las que esta pandemia les ha quitado la ilusión.

Ojalá esto pueda pasar rápido y podamos viajar. En ese momento, cuando visites las ciudades no te olvides de estas tiendas. Hay que seguir recordando nuestros viajes. Porque ahora que no los tenemos, ahora que llevamos casi un año sin viajes, es cuando nos hemos dado cuenta de lo esenciales que son en nuestra vida. Por eso, los souvenirs tienen que ser más necesarios que nunca. Ya sabes que “los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias”.

 

Deja una respuesta