Guía de compras para el empresario: todo lo que debe tener tu oficina

29 agosto, 2020
Guía de compras para el empresario: todo lo que debe tener tu oficina

Las características y comodidades de nuestro espacio de trabajo son clave para nuestro rendimiento y productividad en nuestras tareas, además de para nuestra salud. Esto porque al final, pasamos 8 horas de nuestras vidas a diario, es decir, un tercio de nuestro día en estos espacios cerrados y, más o menos, reducidos.

Lo bueno es que el ámbito empresarial ha ido evolucionando y cada vez  le da más importancia a los trabajadores y el ambiente que necesitan para  mantener e incluso mejorar su productividad.  Por eso, las empresas actuales, sin importar su rubro de trabajo, están compartiendo una nueva filosofía laboral en donde el bienestar del trabajador se encuentra de primero.

Conseguir que los trabajadores se encuentren a gusto en sus despachos u oficinas es ahora uno de sus objetivos principales de cara a alcanzar más fácilmente sus expectativas de negocio. Para esto saben que aparte de un buen alquiler, en un lugar de fácil acceso, también hay que cuidar el mobiliario, la iluminación, la tecnología disponible, la decoración,… en pro de lograr este espacio de trabajo ideal.

Si estás construyendo tu oficina o has pensado en remodelar para unirte a la tendencia, el equipo de bienes raíces especialistas en el alquiler de oficinas de Real Estate Prime Properties, nos dan algunos tips:

Decoración que estimule la productividad.

El aspecto más importante es la decoración del despacho. Este debe estar enfocado a la productividad y debe sentirse un ambiente cómodo y estimulante. Para esto puedes añadir un cuadro con imágenes relajantes, una planta y colores que no sean estridentes, para que el trabajo se haga más agradable. En cuanto a la elección de colores, te damos algunas ideas:

  • Blanco. Produce armonía en el ambiente; y si acaso te llega a aburrir ver toda la oficina en esta tonalidad, puedes combinarlo a la perfección con paredes de otro color, consiguiendo así un toque moderno y equilibrado a la vez.
  • Azul. Es un color que produce relajación y al mismo tiempo ayuda a la concentración y la productividad.
  • Verde o gris. Son la elección perfecta para aquellas oficinas con un ritmo estresante, ya que estos son colores suaves que ayudan a nuestro cuerpo a tranquilizarse y seguir trabajando.
  • Morado. Es una buena elección por ser una tonalidad que ayuda a nuestro cerebro a ser mucho más creativo.
  • Naranja. Produce sensación de alegría y vida, lo que nos facilita las horas de trabajo.

Iluminación y ruido adecuados

Dentro de la decoración, también hay que tener en cuenta la iluminación del espacio. Siempre que sea posible debes procurar tener  luz natural y ventanas exteriores. Más, cuando resulta imposible, debes cuidar que la luz artificial deberá sea la adecuada, con focos dirigidos a la mesa de trabajo. También debes ser inmediato al sustituir todas aquellas lámparas que fallen y produzcan molesta iluminación intermitente.

Del mismo modo, el ruido es perjudicial para el rendimiento del trabajador, por lo que debes procurar mantener las instalaciones eléctricas o de servidores aisladas en espacios independientes.

La distribución del espacio

Sea grande o pequeña, un factor determinante a la hora de diseñar una oficina es la distribución de sus espacios. Hoy en día se utilizan mucho los espacios transparentes que permitan la comunicación entre equipos y departamentos. Sin embargo, dentro de la modernidad, se deben respetar ciertos espacios para el aprovechamiento del lugar:

  • Debe tener una sala de reuniones donde varias personas puedan reunirse en reuniones formales o informales sin interferir en el trabajo de sus compañeros.
  • Recepción y áreas de espera que transmita una buena primera impresión de la empresa y donde la espera de los clientes o socios sea agradable, en unos espacios amenos y entretenidos, que los haga sentir que son bienvenidos.
  • Por último, los espacios para los empleados deben garantizarle un cierto grado de privacidad, con mesas de oficina creativas, diferentes, mobiliario de la mejor calidad y donde puedan decorarlos a su gusto.

La climatización perfecta

La temperatura es otro de los factores más importantes que pueden influir en el trabajo diario de una persona, por lo que se debe procurar garantizar una temperatura adecuada, entre 20o y 25centígrados, tanto en el verano como en el invierno. Al igual, que es importante no abusar del aire acondicionado, en verano; ni de la calefacción, en invierno

Pulcritud

De más está decir, que este es un punto clave dentro del cuidado de una oficina. Contar con un servicio de limpieza diario es imprescindible para garantizar un espacio de trabajo en las condiciones ideales. Sobre todo, los baños han de ser desinfectados al finalizar o iniciar cada jornada. Además, no pueden faltar los contenedores o lugares adecuados para desechar los desperdicios.

Muebles cómodos y ergonómicos.

Se debe escoger mobiliario profesional, con los tamaños adecuados y adaptados a cada trabajador, de forma que se eviten las lesiones de espalda o los dolores musculares tan comunes en las personas que trabajan sentadas a diario. Para esto:

  • El escritorio debe ser del tamaño correcto según la silla de trabajo. En este caso, puedes adquirir una mesa de tamaño regulable, para establecerla según la altura de la silla y la persona usuaria. Sin embargo, de no ser así, se recomienda mejor una silla ajustable.Esta también debe ser espaciosa, para que puedan caber todo el papeleo, bolígrafos, carpetas, grapadora y otros materiales de papelería y aun así quede lugar para trabajar en ella.Otra característica muy importante es el color, el cual debe ser una tonalidad mate para evitar reflejos que nos puedan molestar.
  • Mientras, por su parte, la silla debe cumplir una serie de particularidades para evitar las lesiones en la espalda, en las articulaciones, problemas de circulación sanguínea, etc… ya que este es un mobiliario que tiene un efecto directo sobre el cuerpo de la persona que la ocupa.Lo principal es que debe poderse ajustar a la altura del resto del mobiliario y a la persona que va a usarla, ya que si queda en una posición más baja afectará nuestra zona lumbar y al contrario, más bien forzaremos las vértebras y músculos.Otras características que debe tener una silla son: el respaldo ajustable a la espalda, los apoyabrazos formando 90º con el cuerpo y que sea lo suficientemente ancha para sentarnos cómodamente y aun así, que sobre espacio.

Así, silla y escritorio en conjunto le aportarán una buena postura corporal y salud física al usuario, y por lo tanto, que este se pueda centrar y desarrollar su trabajo de forma efectiva.

Tecnología

Por supuesto, además de las condiciones ambientales idóneas que hemos mencionado, los empleados también deben contar con los equipos técnicos necesarios para el correcto desempeño de sus funciones: ordenadores eficientes, telefonía apropiada, conexión a Internet, salas para coworking,…

Aquí, la pieza central del entramado de dispositivos tecnológico es el ordenador. Este nos sirve para buscar información relevante, mantener relación con los clientes, procesos administrativos, marketing online, y un sin número más de actividades, casi convirtiéndose en nuestra mano derecha en la oficina.

A la hora de elegir, hoy en día existe una gran variedad de marcas (ASUS, HP, TOSHIBA…), modelos, colores, etc… Incluso puedes elegir entre usar un ordenador portátil o de mesa, siendo la compra más acertada el de mesa y si puede tener dos pantallas mejor porque es más cómodo y se trabaja más rápido.

Las ventajas que tiene estos frente a los portátiles es que son más versátiles, tienen más potencia, no se calientan tanto, tienen mayor vida útil, mejor precio en el mercado, se puede ampliar la memoria de almacenamiento e implican un menor coste de mantenimiento. Siendo su desventaja, la imposibilidad de movilidad en los casos en los que el trabajador necesite trasladarse con su herramienta de trabajo.

Espacios de recreación y descanso

Y por último, pero no menos importante, es muy importante disponer de un lugar para desconectarse un poco durante la larga jornada laboral, sin tener que salir de la oficina.

En la mayoría de empresas, por ejemplo, existe una pequeña cocina o comedor para los almuerzos y comidas de los trabajadores que pasan la jornada completa en el lugar. Sin embargo, se puede innovar un poco más e incluir salas para el esparcimiento, las cuales se tratan de estancias que estimulan la creatividad del equipo humano, que luego puede aplicar a su trabajo.

O al menos, un espacio de relajación con una máquina de café y dispensador de agua. Estos permitirán tomar descansos durante la larga jornada laboral, para seguir la labor productivamente, mientras se disfruta de  un café o agua en la oficina. Piensa que de no contar ni si quiera con esto, el trabajador tendrá que acercarse al bar más cercano, perdiendo así un tiempo muy valioso.

Además,  los empleados al reunirse en ese espacio mantendrán relación y conversaciones con otros compañeros, lo que ayudará a la comunicación y el ambiente laboral de la empresa.

En definitiva, el espacio donde pasamos la mayor parte del tiempo debe ser limpio y ordenado, consiguiendo así un lugar agradable y cómodo donde desempeñar nuestro trabajo de forma efectiva.