Hablemos de logística

Hablemos de logística

Cuando un emprendedor monta una empresa y tiene cierta experiencia es muy posible que no tenga este error, porque es uno de los que antes se ven, pero cuando hablamos de un principiante que lo primero que haces es buscar ideas que le hagan ahorrarse unos euros suele fallar en este punto con bastante facilidad.

Y ¿de qué punto hablamos? De la Logística. Al no ser un trabajo en el que se necesite demasiada especialización, muchos empresarios optan por cargar a sus empleados con ella o pensar que pueden llevarla ellos mismos y, de este modo, ahorrar un dinero que habrían pagado a una empresa especializada que les hiciera el trabajo. Pero ¿merece la pena? La respuesta es no. Hay muchas partidas en las que se puede ahorrar algo de dinero pero la logística no es una de ellas.

Debido a mi dilatada experiencia he trabajado con varias empresas especializadas y, aunque son muchas las que ofrecen unos resultados aceptables, yo siempre recomiendo Stock-Alpha porque los servicios que ofrecen son de logística integral: asesoría logística, control y seguimiento, almacenamiento y manipulación, transporte y distribución, gestión, etc.

No llevar un buen control logístico significa empezar a perder mercancía, horas de trabajo y, por tanto dinero, lo cual no es bueno para nadie. Y es entonces cuando nos damos cuenta del error porque hemos perdido más de lo que hemos ganado y para enmendarlo contratamos a una empresa que nos va a dar dos presupuestos, el primero para arreglar el estropicio y el segundo para el mantenimiento del servicio. Lo barato sale caro, como diría mi madre.

La opinión de los expertos

En  la revista Forbes, la publicación sobre negocios por antonomasia, aseguran que para tener un proceso de logística exitoso lo principal es controlar el flujo de información y el flujo de movimiento físico. Es decir, por un lado es necesario saber cómo se transmiten los datos y la documentación, tanto desde los proveedores a la empresa como desde la empresa a los propios clientes, y por otro lado  es necesario controlar el movimiento que abarca desde los proveedores hasta todo el proceso posterior con la meta de llegar a los clientes.

Es básico comprender el negocio y definir los procesos logísticos necesarios para soportar las ventajas competitivas que este requiere. Todo negocio debe construir una visión global para saber todo lo que se precisa, aunque se implemente en etapas y es recomendable avanzar por lo que es realizable y realista y no pensar en futuros que, por ahora sin inalcanzables.

Hay que evaluar en cada etapa del proceso todo el movimiento que se está llevando a cabo y se aconseja evaluar lo errores y realizar ajustes para reducirlos en la etapa posterior. Durante el proceso de logística se deben abarcar a todos los sectores involucrados, a fin de que se logre una relación entre el departamento de logística, compras, ventas y producción.

Al final, todo debe estar relacionado y con una comunicación fluida y por eso no podemos dejar la organización de una parte tan importante de nuestro negocio a empleados que no están formados para hacerse cargo de ello.