La experiencia, un factor determinante a la hora de contratar a un abogado

13 enero, 2020
La experiencia, un factor determinante a la hora de contratar a un abogado

“No hay mejor forma de ejercitar la imaginación que estudiar la ley. Ningún poeta ha interpretado la naturaleza tan libremente como los abogados interpretan la verdad” esta frase es de Jean Giradoux un escritor y diplomático francés, estudiante brillante y soldado condecorado durante a Primera Guerra Mundial. Pero lo cierto es que los abogados no gozan de muy buena reputación, y en ocasiones, se relaciona esta profesión con personas manipuladoras, a las que les gusta enredar, y de dudosa moralidad.

La RAE define el término de la siguiente manera : “Licenciado en derecho que ofrece profesionalmente asesoramiento jurídico y que ejerce la defensa de las partes en los procesos judiciales o en los procedimientos administrativos. Intercesor o mediador. Pero también ofrece una tercera definición que es la siguiente: Persona habladora, enredadora, parlanchina.

Lejos de querer generalizar, lo cierto, es que existen abogados sin escrúpulos, pero también es verdad que los hay que tienen un gran sentido de la ética, que luchan por lo que creen, que es la justicia y el derecho, que creen, como Lluis Vives que desterrada la justicia, que es vínculo de las sociedades humanas, muere también la libertad que está unida a ella y vive por ella. Que de la confían en el poder de la justicia, en el valor de la ley, que, consideran, igual que Cicerón, que la ley no ha sido establecida por el ingenio de los hombres, ni por el mandamiento de los pueblos, sino que es algo eterno que rige el Universo con la sabiduría del imperar y del prohibir.

Los abogados, son fundamentales en las sociedades democráticas y la ley, es lo que las rige. El problema es cuando los jueces, fiscales y abogados son corruptos. “Si no tenemos policías, jueces, abogados, fiscales, honestos, valerosos y eficientes; si se rinden al crimen y a la corrupción, están condenando al país a la ignominia más desesperante y atroz”, decía Javier Sicilia.

Antes de contratar los servicios de un abogado has de tener en cuenta una serie de factores que te ayudarán a tomar la decisión correcta. Si quieres saber cómo elegir a un buen abogado, continua leyendo este post, porque te vamos a dar unos pequeños consejos para ayudarte a escoger correctamente, y que no pierdas tu tiempo y tu dinero.

Cómo escoger al abogado adecuado

1. Confianza

Asegárate de que te ofrece la mayor confianza. El cliente debe poder confiar en su letrado, y para ello ambas partes sean totalmente sinceras. Como cliente tienes que contarle a tu abogado toda la verdad relacionada con el caso en cuestión para que pueda defenderte de la mejor manera posible.. Pero él también debe ser sincero contigo, de lo contrario, solo hará que pierdas tu dinero en un proceso judicial interminable y sin sentido.

2. Distancia

Además de esto, hay que tener en cuenta la proximidad. No conviene, por muy bueno que sea, contratar a un abogado que vive a 500 km de tu residencia. Es más práctico y más cómodo si ambos vivís en la misma ciudad. Además si tiene que desplazarse, tienes que pagar tú los gastos, dietas, alojamiento, transporte, etc. Pero, ojo, si el juicio tiene lugar fuera de tu ciudad, a lo mejor es mejor contratar a un abogado de la ciudad donde se celebrará.

3. Experiencia

La experiencia del abogado es fundamental a la hora de elegir, aseguran en Vives Pons, asesores, contables y abogados, un despacho profesional y de confianza que estás buscando que nace en el año 1998, y donde tratan cada caso con diligencia, discreción y profesionalidad, poniendo a disposición de todos y cada uno de sus clientes el mejor de los servicios, gracias a su equipo de profesionales especializados en cada caso y a su amplia experiencia en asesoría legal, laboral, contable, fiscal y financiera. Su experiencia y al conocimiento de la ley los convierte en los asesores perfectos para cualquier inversión.

En este país hay muy buenas facultades de Derecho y los juristas reciben una formación muy completas y al terminar la carrera tiene que realizar obligatoriamente un máster de especialización, pero si es un abogado recién salidito del horno, como quien dice, lógicamente, experiencia tendrá más bien poca. Y la experiencia es básica para poder redactar escritos, asesorar a clientes o desenvolverse bien ante un tribunal. Por eso, si quieres contratar a un abogado lo mejor es que tenga experiencia.

Por último, observa su despacho, si no te gusta, da la vuelta, hay abogados de sobra en el mundo.